El Gatito Goloso

El Gatito sin botas
por ser muy goloso,
amanecio enfermo
de un mal doloroso.

La mama Gata enojada
no duda el motivo,
de alguna comida
o de un salto furtivo.

El Gatito asustado
confiesa su culpa,
devoró confiado
cinco ratitas juntas. 

 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)