El Gatito Goloso

Un gatito amoroso
de puro goloso
enfermo amaneció
y casi se murió.

Su mamá le dijo:
"eres un goloso,
gatito amoroso,
te daré un remedio
para que salgas del medio."

El gatito goloso
no fue mentiroso,
y a su mamá
la verdad le contó.
"Me comí 10 ratoncitos,
pero chiquititos."


 

 

     Facebook  Twitter Google+ Imprimir
 
Déjanos un comentario
(Respeta a los demás, evita los comentarios ofensivos)